2 ago 2020

Breve historia de las propinas

Como sabéis, las propinas están muy ligadas al turismo, muchos de los de los servicios que disfrutamos en nuestros viajes son en los que tradicionalmente se da propina: restaurantes, guías turísticos, servicios de limpieza en hoteles o taxis. Es una costumbre social de la que resulta complejo encontrar un origen concreto ya que se ha ido enraizando poco a poco en la sociedad pero con variantes según cada país.

historia-propinas


La palabra propina viene del latín pro pinare que significa "dar de beber" y resulta curioso que en otros muchos idiomas el mismo concepto también tiene un significado similar, algunos ejemplos son pourboiresignifica "para beber" en francés, Trinkgeld podríamos traducir en alemán como "dinero para beber" y en ruso на чай que es algo así como "para el té".

Parece que en la antigua Roma, e incluso con anterioridad, ya se daban propinas, aunque cuando todo el mundo parece estar de acuerdo en que surge el concepto de propina y encontramos menciones es en Inglaterra, en el s. XVI.

En esta época era costumbre que los huéspedes que se alojaban en casas de otros señores dieran una gratificación al final de la visita a los sirvientes del anfitrión por el trabajo extra ocasionado.

Esta propina, que recibía el nombre de vail, se convirtió en algo esperado por el servicio hasta tal punto que, si el importe era considerado escaso, los huéspedes podían encontrarse su caballo con alguna lesión al día siguiente. La nobleza intentó eliminar esta práctica subiendo los sueldos. En 1764 hubo una revuelta en Londres contra la supresión de los vails con varios heridos, unos años más tarde se terminó aboliendo la obligación esta práctica aunque siguió siendo habitual que se dejara una propina a los sirvientes del huesped.

También en la Inglaterra de la misma época se convirtió en costumbre dejar propina en las tabernas y muchos dicen que de aquí surgió la palabra inglesa para este concepto, tip, aunque hay dos versiones de su origen, una de ellas dice que esta palabra es un acrónimo de "To Insure Promptitude", para asegurarse la rapidez. Según la otra versión tip es la onomatopeya del ruido que producían las monedas al caer en la lata de las propinas.

Los americanos que viajaron en el s XIX por Europa copiaron esta costumbre, que consideraron elegante y propia de gente con clase y la importaron a su país, manteniendo esa estrecha relación entre propinas y turismo.

A partir de la segunda mitad del s XIX evolucionó la hotelería en Estados Unidos y las pequeñas pensiones donde el dueño realizaba la práctica totalidad de las tareas se convirtieron en hoteles más grandes que necesitaban de empleados, por otra parte era habitual que los alojamientos proporcionaran las comidas a sus huéspedes, el llamado plan americano (antecesor del Todo Incluido). 

En estas circunstancias, los huéspedes daban propina a los camareros, en gran parte antiguos esclavos negros que habían sido liberados, para que estos les sirvieran los mejores trozos o las porciones más grandes. Esta práctica no gustaba a los dueños, ya que iba en contra de sus intereses y la consideraban una clase de soborno.

Por estos motivos dejar propinas fue visto en Estados Unidos como algo clasista que iba en contra de los principios de esta nueva democracia y llegaron a ser prohibidas por ley en varios estados a principios del s XX. Esta prohibición no tuvo mucho éxito, convirtiéndose esta costumbre en una norma social muy enraizada y estando muy mal visto no dejar propina tras la prestación de algunos servicios.

Dar propina ha evolucionado de diferentes maneras y se ha convertido en una costumbre social muy particular de cada país, en numerosas ocasiones da lugar a suspicacias y malas interpretaciones entre personas que no están familiarizadas con el concepto que se le da a esta palabra en los lugares que se visitan, hasta tal punto es un tema complejo, que es habitual que las guías turísticas hagan referencia a este aspecto tan íntimo de la idiosincrasia de cada país.

"A veces sucede así en la vida, cuando son los caballos los que han trabajado, es el cochero el que recibe la propina" Dame Daphne du Maurier

¿Cual es tu opinión sobre las propinas "obligatorias" en algunos servicios turísticos como los cruceros?


FUENTES:


ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- ¿Por qué tantos hoteles tienen el mismo nombre?

- ¿Sabes por qué hay Biblias en muchos hoteles?

- Así es el Síndrome de Jerusalén

12 comentarios:

  1. Yo si creo en "dar algo" si me dan un servicio pero que sea obligatorio ya no lo veo tan bien. Estoy con los que opinan que lo que se de tiene que salir del cliente como gratificación. Si hay una cuantía fija forma parte de la lista de precios del establecimiento. Una pone un poco más por el buen servicio, la amabilidad o algo así. Una propina fija viene a significar que si no fuera así el dueño sería un borde o savorío cuando el que tiene un negocio de cara al público sabe que tiene que ser correcto, educado y respetuoso con todo el mundo. NO PUEDE EXIGIR QUE LE DEN DE MÁS PARA SER ASÍ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar Isa, creo que son conceptos diferentes de "propina" , en España se suele entender como comentas pero en otros países no es así, es un tema muy particular de cada país. Saludos viajeros.

      Eliminar
  2. Muy interesante la historia de las propinas, la desconocía la verdad.
    Por poner un ejemplo, la primera vez que fui de crucero no entendía muy bien porque me obligaban a pagar una cantidad en concepto de propina, pero después yo misma di una propina extra a la persona encargada de mi camarote ya que la atención recibida fue excepcional!! Saludos a todos los viajeros!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar tu experiencia en el crucero, el tema de las propinas obligatorias, como en los cruceros, resulta controvertido en países donde la propina es totalmente voluntaria en la mayoría de servicios, como en España. Saludos viajeros.

      Eliminar
  3. Creo que es un tema complejo porque su entendimiento depende de la cultura del país. Por ejemplo creo que muchos estadounidense no entenderian que algunos países la propina sea opcional quedando bajo criterio del cliente. Por la misma razón muchos españoles no aprueban la propina obligatoria. Yo personalmente formo parte de esta segunda opción. Siempre que he recibido un buen servicio dejo propina, sin embargo no me agrada que me la impongan como un concepto más de la cuenta. Pero lo dicho, todo depende de la cultura del país y de su manera de entender el concepto propina. Un saludo viajero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Allá donde fueres haz lo que vieres", es una frase que resumiría la actitud hacia las propinas que debemos adoptar para que nuestro comportamiento sea el adecuado en cada lugar, muchas gracias por tu comentario, saludos viajeros.

      Eliminar
  4. Muy curioso, lo que más me resulta curioso es que los americanos se copiaran de nosotros, y ahora son ellos los que lo llevan al extremo (¿y qué no?). Muy interesante, y para comentar con los amigos en una sobremesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya parecido interesante, hoy la propinas están muy arraigadas en la sociedad americana y aunque ha habido movimientos contrarios a ellas no han podido acabar con esta costumbre, saludos viajeros.

      Eliminar
  5. ¡Qué interesante la historia de las propinas! La desconocíamos por completo.

    Nosotros solemos dar propina cuando recibimos un buen servicio, pero nos parece mal que sea obligatoria, ya que entonces pierde su esencia de "gratificación" y pasa a ser parte del precio del producto o servicio recibido... Así al menos lo entendimos la primera vez que fuimos de crucero, donde es obligatorio pagar propina por adelantado sin saber qué clase de servicio recibirás en el barco.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir vuestra opinión, en España suele sorprender la primera vez que haces un crucero el tema de las propinas y, como bien dices, es una parte del precio del servicio que te dan desglosado, es el modelo americano de propina, en inglés se les suele llamar "service fee" o "gratuities" en vez de "tip". Saludos viajeros.

      Eliminar
  6. Qué buen post para descubrirnos más de esta costumbre que para mi debería desaparecer. En primer lugar, si tienes que pagar más a tus empleados, sube los precios.Y ya veré yo si me interesa el servicio o quiero buscar algo más económico. Además, es dinero que no se declara, con el perjuicio que supone para la economía y las futuras pensiones de los trabajadores. En cuanto a los cruceros, yo he hecho varios. Antes se daba al final del mismo, y recuerdo uno del Nilo tan malo que no dejamos nada, y otro por el Egeo en el que dejamos menos de los recomendado porque no todo fue tan perfecto como prometían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación Kris, has introducido un tema que me parece muy interesante, la economía sumergida y sus consecuencias, que sin duda hay que tener en cuenta, saludos viajeros.

      Eliminar