31 ene 2021

Origen de los Viajes de Novios y la Luna de Miel

Para un gran número de personas, el viaje que hacen después de su boda es su primer gran viaje, algunas de estas personas no vuelven nunca a hacer un viaje parecido y , todas las parejas esperan que su luna de miel sea un viaje inolvidable.

origen-viajes-de-novios
Boda en Uglich (Rusia)

Muchos de estos futuros matrimonios me han dicho que para ellos su viaje de novios es lo más importante de la boda y , no sé si también te ocurre a tí, pero cuando algún amigo me dice que se va a casar o se ha casado recientemente, lo primero que le pregunto es cual es el destino de su luna de miel.

Sin duda, las bodas y los viajes están íntimamente relacionados pero ¿de dónde viene esta costumbre? y ¿por qué a los viajes de novios les llamamos Lunas de Miel?

Como otros muchos aspectos del mundo del turismo, esta tradición tiene su origen en Gran Bretaña.

A principios del s XIX algunos recién casados de clase alta hacían un viaje después del enlace para visitar a parientes que no habían podido asistir a la boda, en algunos casos hacían este "bridal tour" acompañados por amigos o familiares. Como se puede ver, un concepto de luna de miel bastante alejado del actual.

Esta costumbre pasó a ser imitada por la burguesía de otros países europeos y ya en la segunda mitad del s. XIX  estos viajes evolucionaron a algo muy similar a lo que entendemos hoy en día por viaje de novios, los recién casados empezaron a viajar solos. Los destinos preferidos por las clases más altas fueron los elegantes balnearios de la Costa Azul francesa y ciudades italianas que evocan romanticismo como Roma, Verona y, por supuesto, Venecia.

En un primer momento estos viajes encontraron oposición, ya que se suponía que la luna de miel era el inicio de la vida sexual de la pareja y resultaba poco decoroso hablar de este momento, por otra parte, el matrimonio se consumaba con el embarazo y una parte de la comunidad médica consideraba que el ajetreo del viaje era contraproducente para poder lograrlo.

Por otra parte, hoy en día, es habitual que los viajes de novios comiencen dos o tres días después de la boda pero en su origen los recién casados emprendían su viaje lo antes posible, a poder ser, la misma noche del enlace.

¿Y la expresión Luna de Miel?

No está nada claro, hay muchas hipótesis al respecto, todas ellas muy alejadas del significado que se le da hoy en día.

Según una costumbre vikinga, los maridos secuestraban a la mujer que querían que fuera su esposa y la escondían de su familia hasta que quedaba embarazada, a este hecho le llamaban "hjunottsmanathr" que según algunos deriva en la palabra inglesa para luna de miel "honeymoon".

Otros afirman que la expresión luna de miel viene desde el s. V, en diferentes culturas era tradición regalar a los recién casados hidromiel, una bebida alcohólica hecha con miel, para que la tomaran durante su primera luna (noche) juntos, consideraban que esta bebida ayudaba a la fertilidad de la pareja.

Por último, el Oxford English Dictionary, menciona el uso de la expresión "honeymoon" en la literatura a mediados del s XVI.  En textos de Samuel Johnson en 1542 y de Richard Huloet en  1552, se define la luna de miel como el feliz periodo de tiempo que pasan los recién casados después de su boda pero este periodo de felicidad, como le ocurre a la luna llena, va menguando con el paso del tiempo. 

Este es el texto en versión original:

"The first month after marriage, when there is nothing but tenderness and pleasure; originally having no reference to the period of a month, but comparing mutual affection of newly-married persons to the changing moon which is no sooner full that it begins to wane..."
Samuel Johnson

Un tanto desalentador ¿no?

No fue hasta el s. XVIII cuando se empezó a utilizar en inglés la palabra "luna de miel"  con el significado de vacaciones después de la boda y hay constancia de que a partir de 1821 el término inglés honeymoon se empezó a utilizar también como verbo, "lunamielear".

Espero que este artículo te haya ayudado a conocer un poco sobre el origen de la tradición del viaje de novios y de la expresión luna de miel.

"La felicidad consiste en vivir cada día como si fuera el primer día de tu luna de miel y el último día de tus vacaciones" Leon Tolstoi

FUENTES:



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- La verdad sobre la Dromomanía

¿Por qué tantos hoteles tienen el mismo nombre?

- Breve historia de las propinas

15 comentarios:

  1. Me ha encantado el artículo, Raúl, y me ha recordado mucho a mis viajes de luna de miel. Sí, en realidad he tenido varios jjjjjj, aunque con el mismo marido, que coste -una larga historia-. El caso es que nosotros nunca celebramos boda porque siempre invertimos todo en viajar, cuanto más dinero y más lejos, mejor. Pero, claro, no todos en la familia estuvieron de acuerdo. Y, en fin, la primera vez me quedé embarazada. Sería por la hidromiel.
    Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece fantástico, en mi opinión la boda es una excusa tan válida como cualquier otra para viajar, lo importante es lo que a ti te haga más feliz, da igual lo que piensen los demás, saludos viajeros.

      Eliminar
  2. Me encantan este tipo de curiosidades, por lo que me ha resultado interesantísimo. Jamás había escuchado lunamielear, me lo apunto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Andrea, me preguntaron una vez si era "lunamielero" en México, me hizo gracia, saludos viajeros.

      Eliminar
  3. Un artículo muy interesante, no tenía ni idea de esta historia curiosa sobre la luna de miel. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerlo y por comentar, me alegra que te haya parecido interesante, saludos viajeros.

      Eliminar
    2. Hola Raúl, como muy bien indicas, cualquier excusa es válida si con ella podemos viajar,.... así que ya sea por raptar a tu chica o por visitar a los parientes, lo importante es viajar ?verdad?
      Me ha parecido un artículo interesantísimo en el que aportas una muy buena información.
      Un abrazo!

      Eliminar
    3. En realidad a ella le gusta viajar tanto como a mí, nos retroalimentamos en cuanto a ganas de viajar jeje. Muchas gracias por pasarte por aquí, me alegra que te haya gustado, saludos viajeros.

      Eliminar
  4. Hola, Raúl
    Una entrada interesante.
    Lo de la luna de miel es una costumbre peculiar. No todos mis amigos han tenido su luna de miel, más bien han viajado antes y después sin orden en sus viajes. Tampoco, yo he tenido una luna de miel, como se entiende socialmente como "luna de miel". Eso sí, he viajado todo lo que he podido y me han dejado mis obligaciones familiares y laborales.

    Comprendo perfectamente que en el siglo XIX, lo médicos desaconsejaran viajar a los recién casados. Los viajes en esa época debían ser terriblemente agotadores.

    No sé, pero lo de regalar hidromiel a los recién casados me parece una buena idea. No mucho para no aturdirte, pero sí un poco para desenhibirte.

    Saludos
    CarmeLa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CarmeLa, yo realmente tampoco he tenido luna de miel, jeje. Quizás para los que siempre hemos viajado bastante no es algo tan relevante, ya que no nos han hecho falta estos "condicionantes sociales" para dar rienda suelta a nuestro vicio, jeje. Saludos viajeros.

      Eliminar
  5. Muy buen aporte porque por costumbre hacemos muchas cosas a lo largo de nuestra vida por costumbre social sin saber siquiera de dónde nos viene.

    En este caso, yo soy totalmente culpable pues no tenía ni idea pero tampoco soy muy dado a seguir algunos usos sociales preestablecidos. Será por eso que nos casamos de una forma discreta y sin saberlo, al día siguiente partimos a un viaje dedicado a visitar a la familia tal y como hacían en el siglo XIX, porque vivían en tierras muy lejanas... ¡menos mal que no me dio por la práctica vikinga! XD

    Un abrazo, gracias por traernos estas curiosidades que nos ayudan a conocer nuestra propia forma de vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anxo, es un tema que me llamó la atención porque no encontré una relación directa entre bodas y viajes, además de la social que mencionas, y decidí indagar sobre el origen de esta costumbre, saludos viajeros.

      Eliminar
  6. Muy interesante Raúl, desconocía de dónde provenía la tradición de la luna de miel y es cierto que casi la pregunta es ¿a dónde se va de viaje? Sea por descansar de la boda, porque es tradición, porque es de lo más interesante, por lo que sea... con boda o sin ella lo importante es poder viajar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita, me alivia saber que no soy el único que cuando oye que hay boda pregunta por donde es el viaje, pensaba que era un defecto profesional, jeje. Sin duda, cualquier excusa en buena para poder viajar. Muchas gracias por pasarte por aquí. Saludos viajeros.

      Eliminar
  7. Muy buen post, Raul. La verdad que un viaje con la persona querida, es lo mejor para "luna de miel", aniversario o cualquier celebración. Nosotros siempre hacíamos un viaje de aniversario.... uf ¡que ganas de volver a viajar seguro!, ¡que pase la pandemia!, hasta entonces nos queda el consuelo de recordar viajes y compartirlos en el blog. Saludos y salud para todos

    ResponderEliminar