18 abr 2021

La Ruta Hippie

En los años 60 del siglo pasado se puso  de moda una ruta viajera entre los jóvenes de los países occidentales más desarrollados. La búsqueda de iluminación, filosofías diferentes, lugares exóticos, aventura y , también, experimentar con drogas llevó a muchos jóvenes a emprender una ruta que recibió en inglés el nombre de "Hippie Trail", la ruta hippie.

ruta-hippie-trail

Te cuento un poquito más sobre el origen, lo que significó y el fin de esta ruta que marcó una época.

¿Cual fue el origen de la ruta hippie?

La recuperación económica de Occidente tras la II Guerra Mundial, el auge del capitalismo y la imposición de un estilo de vida convencional causó la aparición de algunos movimientos contraculturales protagonizados principalmente por jóvenes que no estaban conformes con el tipo de vida que se les imponía, entre todos estos movimientos hubo uno que destacó por encima de todos, el movimiento hippie.

El libro "On the Road" the Jack Kerouac, biblia del predecesor movimiento beat, el atractivo de las filosofías orientales, el mediático retiro de los Beatles en un ashram (monasterio) de la India a finales de los 60, que el camino pasaba por algunos de los países que eran los principales productores  de drogas del planeta y lo asequible que resultaba la vida en estos países atrajeron a miles de jóvenes occidentales a este viaje iniciático.

¿Por donde pasaba la ruta hippie?

La ruta no seguía un recorrido estricto, ya que cada viajero la adaptaba a sus circunstancias, podía empezar en  cualquier gran ciudad europea, Londres, París, Ámsterdam o Berlín. Desde allí viajaban a través de la entonces llamada Yugoslavia y de Grecia hasta Estambul, donde convergían diferentes caminos y empezaba estrictamente la ruta hippie.

Desde Estambul se iba a Afganistán, pasando por Irán, Herat y Kabul eran las principales paradas, a través del peligroso desfiladero de Khyber se cruzaba a Peshawar, en Pakistán y se entraba a la idealizada India a través de Cachemira. 

Una vez en Delhi los caminos divergían, muchos se sentían atraídos por la sagrada ciudad de Benarés y desde allí cruzaban a Katmandú en Nepal, convertida en el lugar más icónico de la ruta hippie y donde se encontraba la famosa "Freak Street", calle llena tanto de alojamientos y restaurantes baratos como de  negocios donde se vendía hachís y marihuana de forma legal. 

Otros elegían como meta las playas de Goa, en el sur de la India, y , en algunos casos, llegaban hasta el sudeste asiático, siendo Bangkok el principal destino de estos viajeros.

ruta-hippie



No podemos olvidarnos de que en esta época países como Irán, Afganistán y Pakistán eran lugares con mayor estabilidad, paz social y, en definitiva, más seguros para el viajero occidental que en la actualidad. Por tanto, viajar por tierra a través de estos países y el cruce de sus fronteras no entrañaba la peligrosidad, cuando no imposibilidad, que supondría hoy en día.

¿Cómo eran los viajes?

Cada persona adaptaba la ruta hippie a sus gustos o a sus posibilidades, la duración oscilaba desde un par de meses hasta incluso varios años y, en contraposición con otros turistas de esa misma época, se priorizaba la duración del viaje sobre las comodidades del mismo. 

Algunos  emprendían el viaje en las ya míticas furgonetas Volkswagen, también surgieron empresas que organizaban desplazamientos baratos en autobús desde Londres o Ámsterdam a Delhi o Estambul que duraban varias semanas. 

Por ejemplo el trayecto en autobús  de Londres a Delhi duraba unas 4 semanas y costaba 50 libras (a día de hoy, teniendo en cuenta inflación son aproximadamente 750 euros, mucho más barato de lo que podía costar en aquel momento un billete de avión).

Otros viajeros hacían el recorrido por Europa en autostop y desde Estambul se movían en transporte público.

Estos extraños viajeros de pelo largo se alojaban en hostels baratos y se decía que el presupuesto de gastos diarios que tenían era de 1 libra esterlina. (15 euros actuales).

Para hacer esta ruta los viajeros no tenían acceso a tanta información como ahora, y se basaban en los consejos que les daban otros viajeros que se encontraban por el camino y algunos puntos de encuentro que surgieron, el más famoso, la cafetería conocida como "The Pudding House" (no era su verdadero nombre) en Estambul, cuyas paredes se convirtieron en un gigantesco tablón de anuncios y consejos de viaje.

No se llamaban a sí mismo "hippies", preferían llamarse "intrépidos" o "freaks" (raros), se mezclaban más con la población local que los viajeros que habían llegado anteriormente a estos lugares, ya que como hemos visto frecuentaban los transportes públicos, comían en los mismos sitios baratos que los lugareños e incluso realizaban algunos trabajos cuando se quedaban sin dinero.

¿Cómo acabó la ruta hippie?

La ruta acabó a finales de los años 70, en 1975 el gobierno de Nepal endureció la entrada y limitó la duración de las estancias permitidas a estos jóvenes porque el centro de Katmandú se había degradado de una manera terrible debido a las consecuencias del abuso de las drogas y la mendicidad de muchos "intrépidos" que se habían quedado sin dinero.

En el Líbano, país por el que se desviaban muchos de estos viajeros, estalló la guerra civil y la tensión aumentó bastante en la zona de Cachemira.

El punto final de esta ruta tuvo lugar en 1979, cuando Rusia invadió Afganistán empezando una cruenta guerra mientras que en Irán hubo una revolución marcada por su anti-occidentalismo, resultando imposible viajar a estos países que hasta ese momento habían dado muy buen acogida a estos viajeros.

Trascendencia de la ruta hippie

Pasados más de 40 años, muchos de los que hicieron este recorrido no se cansan de decir lo enriquecedora que ha sido para su vida esta experiencia, a la vuelta de su viaje, quizás los viajeros más conocidos fueron los jóvenes Maureen y Tony Wheeler que publicaron en 1973 la guía "Across Asia on the cheap" (Por Asia a lo barato) y ante el éxito que tuvo decidieron dedicarse a las guías de viaje, fundando Lonely Planet, que se ha convertido en la editorial de referencia mundial para mochileros.

Pero no podemos olvidar que para muchos otros intrépidos esta ruta se convirtió en un infierno que en algunos casos acabó con sus vidas. Al quedarse sin dinero, la búsqueda de iluminación se convirtió en oscuridad, los locales no eran solidarios con la mendicidad de estos extranjeros extraños y en ocasiones tuvieron que recurrir a hurtos, la prostitución o a vender su sangre en hospitales locales para subsistir (algunas guías de viaje de la época informaban sobre qué hospitales pagaban mejor por la sangre). 

Los gobiernos de sus países de procedencia tuvieron que repatriar a muchos de estos viajeros y forzaron a los países por los que discurría la ruta a no ser tan permisivos.

Para otros, las consecuencias del abuso de las drogas y las enfermedades ante la falta de higiene y la mala alimentación, hicieron que este viaje no tuviera retorno.

La ruta hippie ya no existe pero, desde mi punto de vista, ha dejado una gran huella en los viajeros posteriores, al ser precursora de una nueva forma de viajar que anteponía las experiencias del viaje sobre las comodidades del mismo.

"De todos los caminos que tomes en la vida, asegúrate que algunos de ellos estén sucios" Desconocido

FUENTES:



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- Mi Camino

Los Viajes de Benjamín de Tudela

- 15 hoteles con historia

9 comentarios:

  1. Me encanta, Raúl, este artículo. Sí, supongo que se trata del inicio de los viajes de mochila. Incluso, aún hoy, son muchos los que siguen viajando de esta forma ¿Quién no ha visto viajeros mendigando en las calles de Asia? De todas formas, sobre ello, habría mucho que debatir.
    Leyendo tu relato, me he acordado de la ciudad de Vang Vieng, en Laos, a mitad de camino entre la diversión, las drogas y el misticismo, en donde tuvo que intervenir el gobierno local ante las presiones de la Comunidad Internacional.
    Un abrazo, Raúl. Suerte con tu proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado. Con cambios y adaptaciones pero sí que es una forma de viajar que perdura y de mucho éxito en los últimos años. Otro tema, muy debatible como bien dices, es el de los llamados begpackers, quizás en otro artículo dé mi opinión al respecto. Un abrazo, saludos viajeros.

      Eliminar
  2. Muy bueno el articulo. Curiosamente hace unos días he acabado de ver la miniserie de Neflix "La Serpiente" que está basada en los asesinatos cometidos por un asesino en serie durante los años 70 en la Ruta Hippy. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen apunte, descubrí esta escabrosa historia el mismo día que publiqué la entrada, no me pude resistir a ver la serie por ver como trataba la ruta hippie y me ha gustado el tratamiento que se le ha dado, la serie es muy inquietante. Gracias por pasarte por aquí. Saludos viajeros.

      Eliminar
  3. Hola, Raúl
    Un texto para la reflexión. Por un lado, una aventura sencilla, sin ataduras, viviendo la experiencia iniciática del viaje del viaje y del viaje por el viaje. Eso sí, algunos quedaron tocados, eso seguro. Otros disfrutaron y aprendieron de esa experiencia.

    Ahora recuerdo con espanto un viaje en autostop con una amiga desde Barcelona a París. No sé ni cómo llegamos, pero no nos pasó nada, ni tuvimos ningún problema. Ahora solamente pensar en el riesgo al que tuvimos expuestas, me aterroriza. Teníamos 19 años.

    Hace unos cuantos años no diseñaba a mi medida ni organizaba mis viajes. Todo era un poco al azar, pero le cogí el gusto a planificar mis viajes. En realidad, mientras planificas, ya viajas un poco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo con tu reflexión, creo que todos pasamos por diferentes etapas, como personas y por supuesto, como viajeros. Vamos aprendiendo y evolucionando. Como dices planificar es viajar, y si me permites añado que recordar también es viajar.

      Gracias por pasarte por aquí y comentar CarmeLa, saludos viajeros.

      Eliminar
  4. Viajar tiene su encanto. Y aventureros siempre ha habido y seguirá habiendo.Pero lanzarsse a la buena de dios es complicado. Hemos viajado mucho en caravana, pero siempre planeando no a la aventura. Así y todo sería una gran experiencia para ellos
    Buen lunes. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, esos viajeros tenían mucha menos información a su alcance de la que nosotros tenemos hoy en día. Sin duda era una gran aventura, pero muy complicada y sin garantías de que saliera bien, por supuesto. Buena semana. Saludos viajeros.

      Eliminar
  5. no sabia como se inició la ruta hippie, me ha encantado este post, muy informativo.
    acabo de descubrir tu instagram, te sigo también por allí.

    ResponderEliminar