5 jul. 2020

Pagar por hacer fotos ¿Sí o No?

Pagar a alguna persona para que te permita hacerle una foto resulta un tema muy controvertido entre los viajeros, pero para enfocar este tema de una manera más precisa vamos a establecer algunas premisas.

Partimos de que siempre que hacemos una foto directamente a una persona, un retrato, o a algún sitio que pueda herir la intimidad de una persona (p.ej. interior de casas o tiendas), hemos solicitado permiso con antelación.

pagar-por-hacer-fotos
Pescadores zancudos en Sri Lanka

Tampoco se está valorando en este artículo si el importe que nos piden por hacer esta foto es alto o no, vamos a suponer que es un importe bajo, como ocurre en la mayoría de ocasiones, ya que la controversia no suele ir ligada a la cantidad  solicitada si no al hecho de que se ponga precio a la imagen.


Es un tema polémico, de hecho tengo la sospecha de que hay algunos viajeros que deliberadamente olvidan mencionar que han pagado por obtener permiso para tomar fotografías que muestran con orgullo porque de no haberlo hecho no hubieran podido sacar esas instantáneas.

Las personas que están a favor de pagar para hacer una foto habitualmente argumentan que es una una fuente de ingresos como otra cualquiera y una manera digna de ganarse la vida, el fotógrafo se lleva un recuerdo del viaje y debe pagar como pagaría por un imán para la nevera.

Los aficionados a la fotografía en ocasiones emulan a los grandes profesionales que en sus reportajes a menudo tienen que pagar a las personas que posan en esas fotos espectaculares que cubren las portadas de revistas y obtienen miles de "likes" en las redes sociales.

Por el contrario hay viajeros que no se sienten cómodos con esta actividad comercial y se niegan a pagar por hacer un retrato, prefieren que la persona elija libremente si quiere ser fotografiada sin que haya un interés económico, entre los contrarios a esta práctica es frecuente oír hablar de "safari humano".

Mi viaje a Etiopía del año pasado se frustró en el último momento, pero durante la preparación del mismo, leí que la locura fotográfica del turista ha dado lugar a que en algunos poblados del Valle del Omo los locales entren en una competición de decoración de su cuerpo para atraer la atención de los viajeros ansiosos por captar una foto inolvidable. Allí el precio de las fotos se calcula en personas que posan y en los clicks que salen de tu cámara. De hecho hay poblados en los que se acuerda una tarifa plana con el jefe de la tribu para poder hacer las fotos que se quiera previo pago del precio estipulado, por supuesto.

En Sri Lanka los tradicionales pescadores zancudos que se suben a un palo prácticamente han desaparecido porque les es más rentable posar para los turistas que la venta de su pesca, en mi viaje por este país observé con incredulidad como uno de estos supuestos pescadores se ofreció para posar y tras acordar un precio con un turista, resultó patético comprobar que a duras penas podía subir al palo para que le hicieran la fotografía.

Estos ejemplos en Etiopía y Sri Lanka me llevan a otro tema que es la perversión de costumbres locales e incluso de la propia forma de vida en algunos lugares para atraer el dinero de los turistas y la consecuente pérdida de la autenticidad que muchos buscamos en los destinos que elegimos.

"Es más importante hacer click con la gente que con la cámara" Alfred Eisenstaedt

¿Es ético pagar a personas por su imagen? ¿Estamos acabando con la originalidad de los destinos al pagar por nuestras fotos o por el contrario estamos colaborando en el bienestar económico de estos lugares? 

16 comentarios:

  1. Pues yo soy de los que opina que si hay que pagar se paga. Cierto es que es un modus operandis en muchos sitios. En Sri Lanka pagamos para que dos "pescadores" posasen. Hice las fotos que quise y durante el tiempo que quise yo....el precio era irrisorio....no me quitó de rico ni pobre. Además de las mejores fotos que pude hacer....un saludo desde este humilde viajero. Te invito a que veas en mi página menu- asia- Sri Lanka - día 11. Y salen algunas fotillos que pude hacerles. Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí y dar tu opinión, considero muy honesto por tu parte reconocer que has pagado por esas fotos. He visitado tu página, muy chulas las fotos, yo estuve alojado en Mirissa, guardo muy buen recuerdo de las gentes de Sri Lanka. Saludos viajeros.

      Eliminar
  2. Creo que este debate daría para mucho, pero se puede resumir en que cada viajero o fotógrafo debe decidir que hacer. Yo en Sri Lanka hice fotos muy bonitas a esos no pescadores. Me pidieron un montón de rupias pero solamente llevaba unas cuantas el bolsillo y se las di. Si han encontrado en eso una forma de vida más cómoda yo no voy a ser quien lo discuta. Pero la verdad es que soy muy dada al retrato durante los viajes y esa fue la única vez que me han pedido dinero. Eso sí, en muchos casos vuelvo a casa con la dirección y luego envío esas fotos que hice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia Kris, me parece un detalle muy bonito el que comentas de enviar por email las fotos a las personas que han dejado retratarse por tí, saludos viajeros.

      Eliminar
  3. Por el momento yo no me he visto nunca en esa situación... He de decir que tampoco soy muy aficionada a la fotografia. Interesante artículo, a mí me ha acercado a una realidad que desconocia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día todo el mundo llevamos una cámara de fotos, aunque sea en el móvil, y somos potenciales fotógrafos, deseo que puedas viajar mucho y probablemente te encontrarás con alguna situación de las que menciono en el artículo. Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar, saludos viajeros.

      Eliminar
  4. A mi lo que menos me gusta es que no dejen hacer fotos, comprendo que prohiban el flash, pero no tiene sentido que en algunos lugares no te permitan, lo de pagar bueno, pues puede ser una fuente de ingresos. Saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, da bastante rabia, casi siempre es para vender sus fotos, catálogos ... pero a muchos nos gustan nuestras propias fotos, aunque estén peor hechas jeje. Muchas gracias por comentar, saludos viajeros.

      Eliminar
  5. Cómo bien dices es un tema controvertido y yo muchas veces no sé lo que está bien y lo que no. Supongo que dependerá del contexto. Lo que cuentas de Etiopía y Sri Lanka es un claro ejemplo. A nosotros nos pasó un caso en Egipto: fuimos a un sitio que tocaban músicos con trajes típicos y había un niño que nos hizo gracia. Un adulto nos dijo que nos hiciéramos fotos con él, luego le dimos alguna moneda. Por un lado supuse que le vendría bien, por otro que si se acostumbraba al dinero fácil igual estaba fomentandolo.. Alguna vez también he sacado alguna foto a alguna escena, no recuerdo en concreto ahora, pero lo tenemos tan fácil con el móvil o la cámara. Supongo que sí no pagas es como si les "robaras", pero si lo haces.... Has tocado un tema que me ha dado siempre mucho que pensar.
    A veces en mis fotos sale gente porque estoy hasta las narices de esperar a que se quiten para hacer una buena foto y me puede la falta de paciencia o que se aburren de mi los que vienen conmigo 🤣🤣, así que disparo a la "realidad".
    Este debate es muy enriquecedor, supongo que habrán tantas opiniones y puntos de vista como personas y dependiendo de la experiencia de cada uno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices es un tema controvertido, con muchas opiniones diferentes y todas válidas, muchas gracias por contar tu experiencia en Egipto, saludos viajeros

      Eliminar
  6. Coincido en que el tema da para un largo debate, puesto que supone la forma de ganarse la vida de mucha gente, especialmente en países pobres. Me encanta la fotografía e intento siempre sacar las fotos de gente desde el respeto, preguntando primero para no molestar.

    De hecho, estuve al otro lado en la India, donde debe haber fotos de mi cara por la mitad del país... ellos querían fotografiarme porque les parecía graciosa o exótica supongo (soy pelirroja) y dependiendo del humor que tuviese ese día accedía o no, así que bueno, que cada uno actúe según su conciencia. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí, sin duda el respeto es fundamental, muy bueno lo que comentas de la India, por mi experiencia, supongo que alguna vez "pillaste" a alguien haciéndote una foto a escondidas. Saludos viajeros.

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    La verdad es que es un tema un poco controvertido...
    Tendemos a pensar que si nos piden dinero por posar para nosotros, diríamos que no, principalmente porque la "naturalidad" y la frescura que buscaríamos se pierde al ser para ellos más un trabajo que otra cosa, no sé si me explico. Ahora bien, precisamente porque es un trabajo, sería una manera de contribuir a la economía local de una manera que no hace daño a nadie... Así que tenemos ahí un pequeño dilema. Imagino que, en el momento en que nos veamos en la situación, decidiremos en función de las ganas que tengamos de hacer esa foto y de la actitud del fotografiado, no tanto del precio, como comentas al principio.
    Ahora bien, sí nos ha pasado en algunos sitios (por ejemplo, Marruecos o Cuba) que haya gente que se ofrezca de muy buena gana para una foto y, una vez hecha, te pida el dinero. Ahí sí nos hemos sentido muy violentos.
    Por el contrario, en otros países como Perú o Irán, la gente directamente se ponía en las fotos y aprovechaban para entablar conversación, así que la fotografía ha sido una buena "excusa" para conocer locales. Siempre que se ha podido, les hemos enviado las fotos una vez en casa ¡y les ha hecho mucha ilusión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar tu experiencia. Me gusta lo que comentas de aprovechar la excusa de la foto para entablar conversación e interactuar con las personas del destino, también existe a la inversa, gente con la que hemos estado hablando y al despedirnos le pedimos hacerle una foto como recuerdo del bonito momento que hemos pasado, saludos viajeros.

      Eliminar
  8. Estamos de acuerdo que ni se fotografían ni se graban personas ni interiores sin permiso. Como anécdota, durante nuestro viaje por Bali una mujer vestida en un atuendo tradicional que estaba rezando en un templo en cuanto terminó se nos acercó y prácticamente nos suplicó que le hiciésemos una foto. Nosotros, en un alarde de ingenuidad se la hicimos y nos asombramos de que luego nos pidiese dinero. Basta decir que borramos delante de ella la foto que nunca quisimos hacer y aquí paz y después gloria. No era un tema de dinero lógicamente. Para mi no es un tema especialmente espinoso, mucha gente se deja fotografiar a cambio de dinero y es normal que a ciertas poblaciones le sea atractiva esa fuente de ingresos. Los problemas son que se pierde la espontaneidad y lo cotidiano, que muchas veces es lo que realmente se busca captar y por otro que efectivamente se abandonan oficios tradicionales para cazar al turista y que pague por fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar, muy de acuerdo con tu comentario, va muy en la línea de lo que he intentado expresar, fuente económica vs pérdida de autenticidad. Gracias por contar vuestra experiencia en Bali, dan rabia esas cosas. Saludos viajeros.

      Eliminar