domingo, 31 de enero de 2016

Friedrichshain, un Berlín alternativo

Friedrichshain es uno de los barrios de Berlín que está más de moda en la actualidad, aunque oficialmente pertenece al mismo distrito que Kreuzberg, tiene una personalidad propia y diferente, muy interesante para los que queráis conocer un Berlín alternativo.

Friedrichshain Berlín alternativo
Edificio cercano a Boxhagener Platz
Si no os importa andar podéis llegar a Friedrichshain desde Alexander Platz caminando en dirección a Karl-Marx Allee, si os decidís por el metro podéis tomarlo hasta la parada de Frankfurter Tor.

Lo primero que me llamó la atención es la anchísima y larguísima avenida Karl-Marx Allee, llega a tener 89 metros de ancho, con un diseño y unos edificios de inequívoco pasado comunista. 

Friedrichshain Berlín alternativo
Karl-Marx-Allee, ejemplo del pasado comunista
Después de la II Guerra Mundial esta parte de Berlín quedó controlada por la Unión Soviética y esta avenida se llamó Stalinallee, en 1961, ya convertida en la principal arteria comercial en Berlín de la recién creada República Democrática Alemana, recibió su actual nombre.

Friedrichshain Berlín alternativo
Strausberger Platz
Tras la caída del Muro de Berlín en 1989, muchos jóvenes ocuparon casas deshabitadas de Friedrichshain, especialmente en las calles Rigaer Strasse y Mainzerstrasse.

Friedrichshain Berlín alternativo
Edificio en Rigaer Strasse, una de las calles más conflictivas
Friedrichshain acogió una importante población inmigrante turca y también jóvenes de estética punk e ideales anarquistas y antifascistas. La tensa relación entre estos últimos y la policía ha dado como resultado importantes conflictos durante los desalojos de los okupas, en algunos casos se han convertido en batallas campales.

Hoy en día el barrio de Friedichshain es una de las zonas más de moda de la ciudad, se ha rebajado bastante la tensión con la policía, y se han instalado muchos estudiantes y jóvenes artistas, atrayendo pequeños negocios alternativos, tiendas de segunda mano, bares y restaurantes. Nos encontramos así con una zona bohemia y con muchos sitios para salir de marcha.

Friedrichshain Berlín alternativo
La reivindicación queda presente en la fachada de muchos edificios
Para los amantes de los mercados callejeros puede resultar interesante Boxhagener Platz, donde los sábados se instala un mercado de alimentos frescos y los domingos se transforma en un mercado de "las pulgas" con antigüedades, productos de segunda mano, libros, ropa y objetos de  lo más variopinto.

A pesar de que nos estuvo nevando casi todo el día, me encantó conocer esta zona de Berlín, tan diferente del Mitte o Kurfursendamm.  Las huellas del pasado comunista de esta parte de la ciudad y por otra parte, en las calles aledañas, la marca del presente más moderno y alternativo, con esos edificios de fachadas pintadas, cargados de pancartas y reivindicaciones.

Friedrichshain Berlín alternativo
No pudimos disfrutar del ambiente nocturno de esta zona, estuvimos por la mañana, pero tiene que ser muy interesante, esperamos poder volver en otra época del año.

Sin salir de este barrio encontraréis la parte más larga conservada del Muro de Berlín, la East Side Gallery, pero de eso ya os hablé en otro artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario