domingo, 18 de enero de 2015

La Fiorita de San Cenobio en Florencia

El último día de nuestro viaje a Florencia nos encontramos una agradable sorpresa, estábamos dando un último paseo por la Piazza della Signoria cuando empezamos a oir un inequívoco sonido de tambores y al poco entró en la plaza una comitiva con coloridas vestimentas medievales: Estaban celebrando "La Fiorita"
 
La Fiorita de San Cenobio en Florencia
Comitiva en la puerta del Palazzo Vecchio
Cada 26 de Enero se celebra en Florencia "La Fiorita", festividad  en la que se venera a San Cenobio (337-417), primer obispo de la ciudad.


Muy querido ya que se le atribuyen nada más y nada menos que la resurreción de 5 personas durante su vida. Con estos hechos, como es normal, los habitantes de Florencia se convirtieron  rapidamente al Cristianismo.

Su último milagro tuvo lugar en 26 de Enero, 12 años después de su muerte cuando se trasladaban sus restos desde la Basílica de San Lorenzo (donde se habían depositado tras su fallecimiento) a la Catedral reciéntemente inaugurada. Durante el traslado el ataúd de San Cenobio rozó con un olmo seco que había en la plaza de la catedral y ante la vista de los florentinos el olmo comenzó a florecer.


La Fiorita de San Cenobio en Florencia
Detalle de la comitiva
En el lugar donde estaba el olmo se erigió la columna de San Cenobio que hoy en día pasa desapercibida a la mayoría de los visitantes por la impresionante monumentalidad de la plaza.


Actualmente cada 26 de enero tiene lugar un desfile que comienza a las 9 h. y en la que los participantes visten coloristas trajes de época y recorren las principales calles de la ciudad hasta acaban en la columna de San Cenobio, junto al Bapstisterio, donde dejan una ornamentación floral.



La Fiorita de San Cenobio en Florencia
 Cierre de la comitiva ante la Columna de San Cenobio, juento a la Piazza del Duomo


La Vida de San Cenobio quedó plasmada en una magnífica serie de cuadros del genial artista florentino del renacimiento Sandro Botticelli, autor del Nacimiento de Venus.

Así acabamos nuestro último día en Florencia, presenciando esta celebración que no conocíamos pero nos resultó muy interesante.


10 comentarios:

  1. Encontrarse este tipo encontrarse este tipo de festividades es de lo mejor que te puede ofrecer un viaje. Desconocía esta, ya que aunque he estado tres veces en Italia, sólo eh estado en Florencia un día. Me paso algo parecido en París, donde me encontré com la fiesta de la vendimia. Montmartre estaba lleno de puestecitos co vino y había desfile y pasacalles y demás. Recuerdos imborrables!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Diana, como dices estas anécdotas se convierten en recuerdos inolvidables, son de esas cosas que hacen que el blog se llame así. Saludos viajeros.

      Eliminar
  2. Apasionante Florencia, cuanto me gustó! Y cuanto me gusta escuchar en un viaje un sonido de fondo, verdad?, a mi me da igual que sean tambores, gaitas o lo que sea, para allí me voy corriendo como si fuese una niña, jajaja. Voy a revisar mis fotos porque... creo que si la vi, no la recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, allá donde oyes jaleo , allá que vas, no? Carmen creo que eres una gran viajera, saludos viajeros.

      Eliminar
  3. Interesante festividad ¡Cinco resurrecciones! Jeje nunca lo había oído.
    Es verdad que estas cosas se viven con mucha emoción y quedan en el recuerdo.
    Gracias por contarlo.
    Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, solamente 5, jeje. muchas gracias por pasarte por aquí, saludos viajeros.

      Eliminar
  4. Me encantó Florencia y eso que fui de viaje de estudios ( ya me entendéis ) Pero ver una festividad así ya tiene que ser genial encanta todo lo medieval.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Verónica, ni en viaje de estudios pasa desapercibida la belleza de Florencia, gracias por leernos, saludos viajeros.

      Eliminar
  5. Que bonita manera de despedirse de Florencia!! La guinda del pastel ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Netikerty fue un colofón perfecto para la visita a esta ciudad que nos encantó. Muchas gracias por comentar, saludos viajeros.

      Eliminar